Mujer israelí es una de las pocas en el mundo que manejan una planta de energía

 


Rinat Avrahami Karniel es la primera mujer en el país en convertirse en directora de una planta de energía; su nombramiento al frente de la Central Eléctrica Rutenberg llega después de 20 años de trabajo para la Corporación Eléctrica de Israel.

Rinat Avrahami Karniel, 47, del Kibutz Lahav, se ha convertido en la primera mujer en Israel en manejar una planta de energía y una de las únicas mujeres en el mundo en hacerlo.

Avrahami Karniel es la directora de la Estación de Energía Rutenberg en Ashkelon, una de las dos más grandes de Israel Electric Corporation (IEC). La planta alimentada por carbón proporciona un sexto de la energía de Israel y emplea a unas 530 personas, la gran mayoría de los cuales son hombres. Sólo 26 son mujeres.

Avrahami Karniel, que tiene dos maestrías, comenzó a trabajar para la IEC hace 20 años. Ella ha trabajado en muchas posiciones en la planta, siendo la más reciente de ingeniera de operaciones y directora provisional en el sitio Ramat Hovav (cerca de Beer Sheva).

Ella comentó el martes, “El trabajo en la planta de energía depende de la capacidad profesional y de entre las principales tecnologías complejas del mundo, y estoy entusiasmada con la tarea y el reto enorme. Dicen que soy muy orientada a tareas, y yo acepto esa descripción con agrado. Las tareas ante mí son un reto”.

Rinat Avrahami Karniel (Photo: Haim Horenstein) (Photo: Haim Horenstein)

Rinat Avrahami Karniel (Foto: Haim Horenstein)

El director general de IEC Ofer Bloch, dijo, “Rinat fue designada como directora de la planta de energía no porque ella es una mujer, sino debido a su capacidad, experiencia y habilidades. Dicho esto, la integración de las mujeres en la alta dirección es uno de los objetivos fijados por la administración y dirección de la junta de la corporación. El nombramiento de Rinat es un paso importante para las mujeres que trabajan en la Corporación Eléctrica de Israel y en la sociedad israelí”.

También te podría gustar...

Deja un comentario