Israel 70: los origenes del Sionismo © JForum articulo nº1132

Por

Joel

22 de Febrero, 2018

 

En honor a las festividades que marcan el 70º aniversario de la creación y la reactivación del Estado de Israel, Jforum propone un estudio histórico de Israel. Primero vamos a sumergirnos en las fuentes tradicionales del sionismo.

 

Según la Torah, en el libro del Génesis, Abrahan, el primer Patriarca del Judaismo y monoteísmo recibió el mandato divino de dejar su patria y dejar (Lekh Lekha) a la Tierra de Canaan (Eretz Israel).

 

 

Era el acto fundador. El profeta Moisés vio los confines de la Tierra de Israel sin ser capaz de entrar en ella. Saul se convirtió en el primer rey de Israel, rápidamente destituido en beneficio de David conocido como el “rey guerrero-poeta”. Salomón construyó el Templo y el Palacio Real en Jerusalem.

 

Desde el Primer Exilio, en el 586 de la era actual, los Judíos a través de profetas expresaron en sus oraciones el deseo de retornar a Zion. Psalm 137 es la mas famosa oración alabando el retorno de los exiliados de Babilona.

2 Sobre los sauces en medio de ella Colgamos nuestras arpas. 3 Y los que allí nos habían llevado cautivos nos pedían que cantásemos, Y los que nos habían desolado nos pedían alegría, diciendo: 4 Cantadnos algunos de los himnos de Sión. ¿Cómo cantaremos canción de Jehová En tierra de extraños? 5 Si me olvidare de ti, OH Jerusalén, Mi diestra sea olvidada. 6 Mi lengua se pegue á mi paladar, Si de ti no me acordare; Si no ensalzare á Jerusalén Como preferente asunto de mi alegría.

7 Recuerda, Señor, la perdida de  los hijos de Edom, del día (fatal)de Jerusalén, donde decían “Arrasadla y derribarla hasta el suelo”
8 Hija de Babel, la destinada a la ruina, feliz el que te vuelva a pagar por el daño que nos ha hecho. 9 Dichoso el que agarre tus niños y los estrelle contra la roca!

 

A pesar de la destrucción del Segundo Templo en Jerusalem, en el primer siglo, por las centurias Romanas de Tito y Adriano, la presencia Judía nunca desapareció del antiguo reino Judio.: 4 Las ciudades Judías fijaron su establecimiento en Jerusalem, Tiberias, Safed y Hevron.

Podemos recordar, a través de los siglos, los nombres de Ezra, Hillel, Judah Halevi, Yehiel de Paris, Nahmanide o the Gaon de Vilna.

Judah Halévy

Asi muy joven, Judah Halévy visitó España victima de las guerras entre Cristianos y  Almoravides. Fue al país del Al-Andalus a fin de completar sus estudios.

Ganó una competición de poesia en Cordoba, y entonces en Granada conoce a los poetas Sefardíes  Moise Ibn Ezra y a Abraham Ibn Ezra, con quienes estuvo estrechamente ligado en su vida.

Yehuda Halevi  resumió sus viajes, visitó al Visir Judío Meir Ibn Kamniel en Sevilla y al maestro del Talmut Joseph Ibn Migash en Lucena. Practió la medicina en Toledo, y se convirtió en Cristiano, partiendo en 1109 con su amigo Abram Ibn Esra.. Ellos entonces continuaron sus viajes a través de la España Musulmana (Córdoba) y el Norte de Africa.

Partidario del retorno a Sión, Yehuda Halevi llegó a Alejandría, y más tarde a El Cairo donde murió en 1141 antes de que le fuese posible embarcar hacia Palestina, bajo dominación Musulmana. La leyenda lo sitúa muriendo a las puertas de Jerusalem  bajo los cascos del caballo de un jinete árabe.

 

Una Edición Hebrea del libro “Kuzari “, Berlin, 1795.

El es también el autor de elegías, recopiladas bajo el nombre de “Sionides”, algunas de las que se encuentras incluidas en el libro tradicional litúrgico de 9 av, que conmemoran la caída del Templo de Jerusalem.

Mi corazón se encuentra en el Este, y estoy en los confines del Oeste.

Como puedo probar lo que como y cómo podría ser bueno para mí? Como podría cumplir mis promesas y mis obligaciones, mientras ahora Sión está bajo las cadenas de Edom, y yo estoy en las cadenas de Arabia?. Sería más fácil para mi dejar todas las riquezas de España. Pues es tan preciado para mi el ver el polvo del santuario, lo siento, Sión, estás preocupado por las noticias de tus cautivos.

“Sión, estás probablemente preocupado acerca de las noticias de tus cautivos; ellos preguntan por ti, aquellos que son el resto de tu rebaño. De Oeste a Este y de Norte a Sur, de cerca y de lejos, traes paz por todas partes.

Y la paz es el deseo del cautivo, a quien le dan sus lágrimas como rocío en  Hermon y se prolonga todo el dia, ellos caerán en tus cimas. Yo soy una persona afligida que llora por tu pobreza y cuando sueño en volver  soy el acompañamiento de tus canciones.

 

Rav Yehiel ben Joseph

Rav Yehiel Ben Joseph nació en  Meaux, hace poco mas de 750 años, y  murió en Haifa, en la Tierra de Israel en 1286.

Discipulo de Rabbi Judah ben Isaac (Sir León de Paris), le sucedió a la cabeza de su Yeshiva en 1225. Tuvo 300 estudiantes, algunos de los cuales se convertirían en famosos Tosafots, como el Rabbi Meir de Rotemburgo.

La situación es precaria, por las Cruzadas y por la pobreza de los estudiantes. Yehiel de Paris debe enviar una delegación a países donde la situación es más confortable para los Judios.

En 1240 el Rey Luis IX, San Luis, ordenó  la celebración de una disputa religiosa entre partidarios del Judaismo y Cristiandad acerca del Talmud.

Yehiel de París representa a los judíos. Su oponente es un judío apóstata llamado Nicolas Donin. Aunque Yehiel gana la disputa con gran éxito, así como la admiración de los gobernantes y notables del reino, el clima de odio antijudío es tan intenso que se ordena la cremación pública de cada copia del Talmud. puedo encontrar.

Finalmente, 24 caricaturas de tratados talmúdicos serán entregados a las llamas. Yehiel de París continuó enseñando el Talmud, escribiendo

Tossafot, estableciendo decretos halájicos, etc. Sin embargo, la atmósfera pronto se vuelve insostenible, y se embarca para la Tierra de Israel con muchos de sus seguidores.

Murió allí y fue enterrado en Haifa, cerca del Monte Carmelo.

 

Jerusalén en el momento de Nahmanide

El sultanato mameluco, establecido en 1250 contra el ejército cruzado que, bajo el mando de Luis IX de Francia, marcha sobre El Cairo, ahora controla Siria-Palestina y el resto del imperio islámico construido por Saladino; los acuerdos hechos con los francos son derogados.

En 1291 los mamelucos mataron al último reino de los cruzados. Estos antiguos esclavos liberados dominan Jerusalén hasta 1488.

Los mamelucos están continuamente en lucha interna por el poder en Egipto, y deben defender a Siria contra las hordas mongolas. No tienen mucho tiempo para dedicar a Palestina, descuidado por los grandes imperios políticos.

Durante este período, Jerusalén está en declive: su población se ve reducida por sucesivos saqueos y masacres, especialmente desde que una nueva invasión mongola en 1260 llevó al vuelo de los habitantes, y Palestina no ocupa un lugar importante dentro del vasto imperio del Islam. Los robos y las redadas también causan estragos en las tierras de cultivo, abandonadas.

Así, en los siglos XIV y XV, Jerusalén vuelve a ser una ciudad provincial que conserva una importante influencia intelectual y cultural; ciudad de peregrinos y eruditos, también acoge a los exiliados políticos.

En cuanto a la presencia judía en Jerusalén, nunca desapareció y tomará un nuevo vigor en el siglo 13 después de la llegada del rabino español Nahmanide apodado Ramban.


Ramban huyendo de las persecuciones de los reyes de España llega a Jerusalén en 1267 a la edad de 73 años.

En una carta a su hijo, dice que encuentra solo dos judíos, hermanos y tintoreros. Los tres ven una casa en ruinas con pilares de mármol y una hermosa cúpula, la convierten en una sinagoga. Traen de Siquem, Nablus, los rollos de la Ley, transportados allí durante la invasión tártara. Durante los últimos tres años de la vida de Ramban, su sinagoga es el lugar de reunión de la comunidad judía, diezmada desde la masacre cruzada de 1099.

Nahmanides predica a los judíos la obligación de vivir en la tierra de Israel (Palestina de la época). Es para despertar el interés por los textos bíblicos entre los pocos judíos que viven allí que Nahmanide escribe el comentario sobre la Torá.

La comunidad judía comienza a enfocarse en el vecindario judío actual, ubicado al suroeste del Monte del Templo.

De 1267 a 1483, la población judía de Jerusalén se elevó a quinientas personas para una población total estimada en tres mil habitantes. La comunidad judía ahora incluye exiliados españoles e inmigrantes de Europa Central. Floreció hasta el final del siglo 15, a pesar de la fricción con las autoridades otomanas en peajes, capitación y el uso de sinagogas.

En 1488, el rabino Obadia de Bertinoro (1450-1510), el famoso exégeta de Mishna llega a Jerusalén, se convierte en el líder espiritual y deja esta descripción: “¿Pero qué debería decirle sobre este país? Grande es la soledad y la gran son las pérdidas y, para describir esto brevemente, cuanto más sagrados sean los lugares, mayor será su desolación. Jerusalén está más desolada que el resto del país [1] “.

Durante este período, Jerusalén es escenario de violencia recurrente, vinculada a conflictos sobre la atribución de este o aquel sitio a esta o aquella religión. Félix Fabri, un fraile dominico alemán y peregrino en Jerusalén, explica a finales del siglo XV que las disputas son más sobre espacios consagrados -el sitio del Templo y el Santo Sepulcro- que sobre la cuestión de la soberanía sobre la ciudad.

En esta ciudad predominantemente musulmana, de un total de diez mil habitantes, se estima que en el siglo XV, Jerusalén tiene alrededor de mil cristianos y quinientos judíos; la persecución y la aflicción no son infrecuentes a los no musulmanes, y los lugares de culto son regularmente saqueados . Todas las cuentas del período coinciden en el aspecto “lamentable” que ofrece la Ciudad Santa en la era mameluca.

El historiador Mujir al-Din que vive en la Ciudad Santa casi toda su vida, deja una descripción en el siglo XV, explica que, al igual que otras ciudades islámicas, Jerusalén está dividida en barrios.

Los nueve barrios principales son el distrito del Magreb, el distrito de Sharaf anteriormente conocido como el distrito kurdo, el distrito de Alam, entonces llamado el distrito de Haydarira, el barrio de los habitantes de Al-Salt, el distrito judío, el distrito del Pluma, el distrito de Sion dentro de las murallas, el distrito de Dawaiyya, y finalmente el distrito de Banu Hârith fuera de las murallas y al lado de la ciudadela.

Los teólogos musulmanes crean muchas escuelas religiosas, llamadas madrasas. Al-Aksa y la Cúpula de la Roca están restaurados y embellecidos. La arquitectura cristiana declina, porque está sujeta a costosos permisos. Los no musulmanes son frecuentemente perseguidos.

La sociedad mameluca impone el uso de signos distintivos en cada comunidad: turbantes amarillos para los judíos, turbantes rojos para los samaritanos, turbantes azules para los cristianos, turbantes blancos para los musulmanes. Los conflictos surgen en ciertos sitios del Monte Sión, codiciados por los cristianos, por los musulmanes y, en ocasiones, por los judíos.

Los fanáticos musulmanes derribaron la iglesia de Santa María de los Alemanes, construida sobre el supuesto sitio de la casa de María, madre de Jesús. Y el Santo Sepulcro una vez más está devastado.

En 1342, los mamelucos permitieron a los frailes menores establecerse allí. Las peregrinaciones pueden reanudarse. Es en este momento que se establecen muchas tradiciones cristianas relacionadas con la vida de Jesús, incluida la de la Vía Dolorosa, que está marcada por catorce estaciones, en el sitio del actual convento de la Flagelación, donde Jesús fue azotado por los soldados y él fue coronado con la cabeza de espinas. El Camino de la Cruz de Cristo se vuelve sagrado para los cristianos.

Otros rabinos famosos hacen aliyá

Algunos ejemplos :

1700: Dirigido por el rabino Yehuda Haassid, 1.500 judíos se establecen en Eretz Israel.

1739: Alya de Rabí Jaim Ben Attar, famoso Rav de Marruecos, conocido como O Ha Jaim y autor de un comentario de la Torá del mismo nombre. Sus tribulaciones personales le hacen saber que los judíos no tienen otro lugar que Eretz Israel.

1817: el rabino Shmuel Abbou se levanta de Argelia a Eretz Israel. Cónsul Honorario de Francia, ayuda a adquirir tierras Rosh Pina, uno de los primeros asentamientos fundados por judíos en la época contemporánea, en 1887

(Continuará) Adaptación de JG

También te podría gustar...