Investigadores israelíes usan células madre para tratar la ceguera relacionada con la edad

Los ensayos clínicos iniciales muestran que la nueva terapia podría tratar la degeneración macular, ayudando a millones a mantener su vista

Illustrative photo of an eye (CC BY Samuel Johnson/Flickr)

Foto ilustrativa de un ojo (CC BY Samuel Johnson / Flickr)


Investigadores israelíes dicen que han desarrollado una prometedora terapia de células madre para el tratamiento de la degeneración macular relacionada con la edad, o AMD (por sus siglas en inglés), que podría salvar la vista de millones de personas.

Cell Cure Neurosciences con sede en Jerusalén informa que su infusión de terapia OpRegen ha mostrado un alentador potencial en la primera fase de sus ensayos clínicos.

La degeneración macular relacionada con la edad es la causa principal de la pérdida irreversible de la visión en personas mayores de 60 años, y se estima que afecta, en diversas formas, a 11 millones de personas en los EE.UU., afirma la hoja informativa de la Fundación Bright Focus.

En una retina sana, una capa de pigmento retiniano de las células epiteliales funciona para ayudar a apoyar la nutrición de los foto receptores, las células que procesan la luz para proporcionar visión. Cuando las células de RPE se deterioran en personas con degeneración macular, los foto receptores pierden su sistema de apoyo y se deterioran, en última instancia conduciendo a la ceguera.

La terapia de la firma israelí implica una inyección de células de RPE, derivada de células madre embrionarias humanas, debajo de la retina del paciente.

El Dr. Eyal Banin, uno de los principales desarrolladores de la tecnología y director de enferme-dades degenerativas en el Centro de Retina del Hospital Hadassah Ein Kerem, cree que la infusión OpRegen reemplazará las disfuncionales células del EPR del paciente.

También puede ayudar a mantener las restantes células sanas.

“La mayor ventaja de este tipo de terapia puede ser su comunicación con las células circundantes y el medio ambiente”, dijo. “Esta interacción bidireccional puede ayudar a estas células restantes a sobrevivir y funcionar correctamente.”

Sobre la base de los alentadores resultados de la primera fase, los investigadores pasarán a una segunda prueba en la que los nuevos pacientes recibirán una mayor dosis. La noticia fue anunciada a través de la Fundación Fighting Blindness con sede en Maryland y Columbia, la cual proporciona fondos y la investigación preclínica de los ensayos.

También te podría gustar...

Deja un comentario